El dinero no lo es todo

Parece que la reforma de la norma del ibérico va a seguir dando que hablar. Mientras que el sector porcino andaluz y extremeño se han decantado por la identificación clara de los productos, los propios de Castilla y León se posicionan justo en frente con el argumento de que una minoría no puede decidir las normas del mercado.

Hay que destacar que Extremadura y Andalucía son los mayores productores de cerdo ibérico puro y Castilla y León es la segunda de cerdo ibérico “a secas”. La “marca” ibérico vende y mucho, pero es que debemos cuidarla y concienciarnos de que si descuidamos a la raza ibérica, puede llegar el momento en el que la presencia de esta raza en el animal sea inapreciable y aún así seguiríamos llamándolo ibérico.

En una pirámide de descendecia el cerdo ibérico puro está claro que ocuparía la cúspide, por la pureza de su raza, mientras que el resto de cerdos con cruce estarían mucho más abajo y esto es indiscutible. Si continuáramos con la actual norma fomentaríamos el cruce de razas, menosvaloraríamos la raza ibérica, no daríamos la importancia que tiene a este animal, convertiríamos nuestra cultura del jamón ibérico en “puro” negocio.

La identificación del lugar de cría es otro tema de discusión dentro del sector. Cada día más, la dehesa queda más desprotegida. La dehesa es el ecosistema perfecto donde el cerdo ibérico camina y da largos paseos mientras busca y come bellotas que ayudarán a mejorar el sabor del futuro jamón. Puede estar arbolada por encinas o alcornoques centenarios, pero sin el cerdo ibérico se perderían por que dejarían de ser “productivas” a favor de la cría dentro de criaderos de plástico y cemento.

Todos estamos de acuerdo que de este sector viven muchas familias, y la reforma a esta norma es algo muy positivo para todos a largo plazo. Con la identificación de la procedencia del cerdo (raza pura, cruce, etc), alimentación y lugar de cría, estaremos potenciando la calidad y la protección del cerdo ibérico y la dehesa.

Actualmente cualquier jamón que proceda de un mínimo porcentaje de la raza ibérico se le puede llamar así, con el mismo nombre que uno que sea 100% ibérico. No hay diferenciación entre uno y otro, con el siguiente agravio comparativo para el 100% ibérico.

Por el bien del cerdo ibérico, de la dehesa y de todos, ¡reforma de la norma del ibérico ya!

Anuncios
Categorías: Opinión | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: